Sexta Semana.Quinto día

Reanudamos el camino de oración:Escuchamos al Señor que nos habla,conversamos con El mientras nos intruye y desahogamos los sentimientos y anhelos más profundos que pujan por expresarse pues sabemos que El, Jesús,la Palabra de Dios hecha carne, nos nutre “con lo sabroso de su casa” y nos “da a beber del torrente de sus delicias”.

HILO CONDUCTOR DE LA ORACION

1.Comenzamos la oración en el NOMBRE DE LA TRINIDAD.

Brevemente pongo silencio a mi santuario interior

2.Pedimos a Jesús que difunda su Espíritu Santo en nuestro corazón

3.Leo el texto que se me ofrece en este día

4.Medito como María estas palabras entregadas

5.Le hablo al  Señor de lo que sugiere a  mi corazón

6.Glorifico al Padre,al Hijo y al Espíritu Santo

Vuelvo a guardar silencio interior.

PALABRAS DE SAN AGUSTIN

5.¿QUIEN DICE LA GENTE QUE SOY YO?


El Hijo de Dios asumió al hombre y padeció en él las miserias humanas .Esta medicina recetada al hombre es tan inmensa que no cabe en el pensamiento ¿Qué soberbia tendrá remedio, sino mejor con la humildad del Hijo de Dios ?¿qué avaricia podrá curarse, si no se cura con la pobreza del Hijo de Dios ?¿Cuál será la ira que se aplaque, si no se aplaca con la paciencia del Hijo de Dios? ¿Qué impiedad podrá ser ,si no sana con la criad del Hijo de Dios? En fin, ¿qué timidez podrá ser remediada ,si con la resurrección del cuerpo de Hijo de Dios no se remedia? Levante su esperanza el humano linaje; reconozca su naturaleza y observa cuán alto lugar le corresponde entre las obras de Dios. Oh varones, no queráis despreciaros a nosotros mismos: el Hijo de Dios se hizo varón. No tos tengáis en poco, oh mujeres: el Hijo de Dios nació de una mujer. con todo, no os apeguéis a lo carnal ,porque en el Hijo de Dios ”ni somos varón ni mujer”(Gal.II,28)

No améis cosas temporales ,porque si se amasen bien ,las hubiera amado el Hombre asumido por el Hijo de Dios

No temáis las injurias, ni la cruz, ni la muerte; porque si fueran nocivas para el hombre, no las padeciera el Hombre asumido por el Hijo de dios…Si tenemos gran aprecio de nosotros mismos, dignémonos imitar al que es llamado el Hijo del altísimo .si nos estimamos un poco, atrevámonos a seguir a los pescadores y publicanos que le imitaron…

¿Quién tendrá la audacia de ensalzarse desde ahora frente al Hijo de Dios? ¿Quién desconfiará de sí, cuando el Hijo de dios quiso ser tan humilde por él?¿ Quién pensará encontrar la vida bienaventurada en las cosas que el Hijo de Dios enseño ser despreciables ?¿A qué infortunio cederá quien cree que la naturaleza humana fue guardada de tantas persecuciones en el Hijo de Dios? ¿Quién se juzgará excluído del reino de los cielos ,vendo cómo los publicanos y meretrices han imitado al Hijo de Dios? ¿De qué maldad no se verá libre el que ve, ama y sigue los hechos y dichos de aquel hombre en el cual el Hijo de dios se nos mostró para ejemplo de nuestra vida?

(De ag.christ.XI.,12)

Published in: on enero 15, 2009 at 9:55 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://comunidadsantarita.wordpress.com/2009/01/15/sexta-semanaquinto-dia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: