LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA EN LA IGLESIA CATÓLICA

SURTIDOR DE TUS DELICIAS

40º aniversario de la renovación carismática en la iglesia católica

Ensayo: P.Carlos Prieto González Zaragoza.2008

Posibilidades pastorales

2º DIA

2.Todos alababan al Señor

Con el hermano que me había proporcionado el libro del P.Eduard O´Connor sobre la renovación carismática en la iglesia católica me dirigí al grupo de oración   que se reunía en un colegio de religiosas.A su  directora ,que durante un año había estado en  Londres para ampliar sus estudios de la literatura inglesa,   un miembro de un grupo carismático inglés le había comunicado que sería instrumento del Señor para un grupo de oración en España. Al ser nombrada directora puso una sala a disposición de un grupo de oración carismática de Zaragoza. Aquel  domingo de enero de 1977, nos acercamos a la portería del colegio.Nos identificamoscomo sacerdotes al  y preguntar a la anciana religiosa  por el grupo de carismáticos  con cierta ingenuidad graciosa nos respondió: Pero…¿todavía buscan ustedes más carismas? Y nos condujo al lugar de la reunión donde nadie nos esperaba .Ya había comenzado  la oración.

Unas quince personas en un clima de intensa oración iban degranando alabanzas y acciones de gracias, una a una: Bendito seas, Señor …Y todos acompañaban :Bendito seas ,Señor. Alguien entonaba un canto:¡Señor Tú eres mi Dios, alabaré y ensalzaré tu nombre porque has hecho maravillas…Y se acompañaba el canto con palmas que daban un tono gozoso y comunitario a aquella oración. Se guardaban rítmicamente momentos de silencio hasta que el animador de la oración daba entrada a otra serie en alabanzas en torno a Jesús , al Padre o al espíritu Santo .Entre el clima de silencio, las intervenciones particulares y las aclamaciones comunes ,a veces,se elevaba un murmullo musical que  invadía a la asamblea hasta perderse y lograrse un silencio aún  más profundo .Luego alguien dirigía  unas palabras bellas de ánimo, consuelo o exhortación que la asamblea interiorizaba. Se proclamaba la palabra de Dios,comentada por algunos hermanos, se elevaban súplicas al Señor y se concluía con la oración del Padrenuestro.

En aquella ocasión me llamó la atención el abrir la Biblia al azar pues todos los iniciados entencían que el Señor les dirigía algo apropiado para la ocasión. Así mismo por primera vez,oí la expresión “orar en lenguas”  o emitir un “mensaje en lenguaje desconocido”.Esto fue lo que hizo joven serio:emitio un mensaje en un idioma desnocido que a su vez otra joven intepretó en castellano.Sentí curiosidad por aquel lenguaje desconocido y al mismo tiempo me quedé con cierto escepticismo  .Sin embargo me sentí aleccioando cuando una joven religiosa con riguroso hábito pero con facciones desenvueltas y ágiles comenzó a comentar con voz encendida lo que aquella palabra le decía a ella y pensaba que estaba dirigida a la asamblea. Se dieron algunos testimonios

Al final de la oración vino nuestra presentación. Aquella religiosa se sintió gratamente sorprendida porque llevaba algún tiempo pidiendo para que el grupo pudiese contar con algún sacerdote e interpreta que ha sido escuchada recibiendo a dos.

La asamblea de oración  motivada y orientada por  alguno de los hermanos duraba alrededor de una hora y media.Daba la impresión que el tiempo iba raudo , sin cansancio y con un sentimiento de descanso, plenitud y renovación. Descubrías un ritmo de plegaria : se iniciaba con algún canto del ámbito pentecostal para invocar la asistencia del Espíritu Santo de Jesús resucitado.Así se suscitaba un sentimiento de presencia viva por cuanto El cumple su palabra pues”cuando dos o más se reúnen en mi nombre, yo estoy en medio de ellos”.Y afectados, contagiados por la fe de personas maduras que oran contigo, vas ahondando y creciendo en la plegaria. Después de la intervención de varias personas invocando al Espíritu Santo,surge un ritmo de alabanza y de glorificación al Padre,al Hijo y al Espíritu Santo que a veces tiene un curso de exuberancia y exultación hasta desencadenar un hermoso e inspirado canto:¡Qué bueno es alabarte ,señor y cantar a tu nombre, proclamar por la mañana tu misericordia y tu fidelidad cada noche…¡Tienes la percepción de que los otros hermanos están diciendo de verdad:¡Qué bueno es alabarte, Señor. Entre un ir y venir de alabanzas y bendiciones, surcado por cánticos y “cantos en lenguas” el Señor va conduciendo a la asamblea hacia un gran silencio de adoración propio para los mensajes íntimos que el Señor inspira a algunos.Cuando verdaderamente son inspirados los hermanos los perciben.A veces son tan amanerados que pasan sin surtir efecto. Luego se proclama la palabra, se hacen comentarios sabrosos o se hacen ecos personales, se dan testimonios sencillos o se sugieren acciones a realizar para el grupo. Es buena la existencia de servidores, motivadores o animadores del grupo para orientarle hacia un crecimiento.Se acentúa que la asamblea de oración el protagonista es el Espíritu Santo.Hay un tiempo para hacer súplicas por la iglesia y la humanidad y se concluye rezando todos juntos el Padrenuestro.

Anuncios
Published in: on octubre 27, 2009 at 11:53 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://comunidadsantarita.wordpress.com/2009/10/27/la-renovacion-carismatica-en-la-iglesia-catolica-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: