RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA

SURTIDOR DE TUS DELICIAS

40º aniversario de la renovación carismática en la iglesia católica

Ensayo: P.Carlos Prieto González Zaragoza.2008

Posibilidades pastorales

6º DIA

6. Estos son los que vienen de la gran tribulación

Algunas personas  habían mostrado interés por profundizar en la práctica oración.Este fue el motivo por el que se formó un grupo de oración Más tarde invitamos a alguna persona iniciada en la dinámica de la plegaria de la renovación carismática. Esta aventura resultó  feliz y el Señor desencadenó una riada de gracia y de profunda experiencia de Dios. A largo de un año, mes tras mes ,se  impartieon semanas de “renovación cristiana en el Espíritu Santo” y sin publicidad oficial.Persona a persona iban comunicando la buena noticia-.Miembros de distintos movimientos eclesiales o personas de vida intensa cristiana fueron incorporándose a esta corriente del Espíritu. Al mismo tiempo que en nuestra parroquia, fueron formándose grupos en otras parroquias. En algún momento el grupo de jóvenes llegó hasta 100 y del mismo brotaron vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal y surgieron matrimonios cristianos. Hubo crisis y pruebas.Pero algo fundamental se renovó en el corazón de muchos creyentes: Jesús,Hijo de Dios Padre que ha vencido a la muerte vive entre nosotros enviando su  Espíritu Santo, es Señor y dador de vida. A cada hombre y a cada creyente Jesús dirige la eterna Palabra   :”Si crees,sverás la gloria de Dios”

En nuestra cultura racionalista ,pegada excesivamente a lo útil, pero a veces asfixiante y triste, muchas personas comienzan a abrirse a una dimensión más humana y espiritual que cae en la cuenta de que “no solo de pan vive el hombre” ”no solo de electrodomésticos y comilonas vive el hombre” sino de toda Palabra que da sentido y vida. En tantas ocasiones a esta experiencia espiritual llegan personas entrañables con un intenso recorrido espiritual coronado por la experiencia en el Espíritu Santo, compartida por otros sedientos de Dios vivo. Pero también llegan los que vienen de la gran tribulación, de gran sufrimiento. Entonces esta corriente de gracia al acoger, escuchar, sondear las heridas de los hermanos redescubre el sentido de la Unción de Jesús que pasó por el mundo “curando y haciendo cicatrizar heridas físicas,emocionales espirituales o morales.”

Algunos cristianos se sintieron curados incluso físicamente, otros descubrieron que orando por las personas, éstas se sanaban. Valorando y encomiando la dedicación y arte de los profesionales de la medicina,como don de Dios a la humanidad se constatan curaciones como señal de que Jesús continúa curando o consolando a los enfermos.

El libro “El carisma de sanación” del P.Francis Mcnutt, con apreciaciones compartidas con los hermanos protestantes es un encomiable esfuerzo por poner de relieve la actividad evangelizadora de Jesús surcada de signos de curación que indican que el Reino de Dios”un mundo nuevo””una tierra y cielo nuevos” ya han comenzado. El P.Michael Scanlan recupera también el sentido de sanación interior que acompaña al sacramento de la penitencia, sacramento de reconciliación y de la paz. Igualmente el P.Ovila Melançon profundiza en las dimensiones hondas heridas de la personas que pueden ser sanadas por el amor de Dios.

Un domingo alas 7 de la mañana cuando iba a recoger el periódico me aborda un señor bien vestido pero triste y deprimido que se marchaba de casa para otra ciudad porque no soportaba su situación familiar, después de una larga conversación le propuse orar con fe y confianza e invocar la fuerza del espíritu de Jesús resucitado. Después de un tiempo volví a coincidir con él quien me confesó la experiencia de reconciliación con su familia. Una noche a la hora de cerrar la iglesia se me acercó también todo un caballero bien vestido pero preocupado. Al invitarle a que me contara su situación comenzó a sollozar y me mostró las heridas de sus muñecas porque en varias ocasiones había querido suicidarse dado que su mujer e hijos habían caído en una secta y le resultaba insoportable vivir en casa, después de una larga conversación oramos juntos y se fue en paz.

Una joven se encerró en el despacho parroquial angustiada porque no quería volver a su casa. después de darle cigarrillos y que comiera y hablara e intentar convencerla que se volviera con sus padres le propuse orar. Una vez serena y confiada le indiqué que conocía en Madrid a unas religiosas que trabajaban con jóvenes. Le indiqué la dirección ,le di dinero para el viaje y le pedí que me llamara por teléfono para saber que era cierto que había ido donde yo le había indicado. a los pocos días una religiosa me llamó para dar cuenta de que habían recogido a esta joven. Trasladado a la comunidad religiosa de otra ciudad y estando un día confesando se acerca una joven que me identificó y me preguntaba si la reconocía. Pues a la primera impresión no la reconocía. Ella me recordó cómo la había orientado a una casa de jóvenes. Ahora recuperada se iba a hacer una experiencia en misiones.

En una Eucaristía recibí una palabra de conocimiento y anuncié que a alguien estaba recibiendo una gran vivencia del amor de Dios. Pedí que diera testimonio y un matrimonio al unísono dio testimonio de lo que en ese momento estaba sintiendo.

En una una parroquia, un día después de la celebración de la eucaristía alguien se me acerca y me confía que le gustaría le ayudase a poner en orden su vida con el Señor. Después de largas confidencias y confesiones el Señor fue curando su vida e impulsándole ahora a hacer el bien en la Iglesia.

Dos jóvenes esperaban a un sacerdote para confiarle que estaban profundamente impresionados porque la noche anterior un compañero había ido a la habitación de otro y en broma comenzaron a realizar “ouija” dando la casualidad que le averiguó su número de carnet de identidad lo que le asustó y anímicamente lo descompuso. Después de conversar con ellos y razonar le expuse que todo lo que se refiere a “lo oculto” es siempre peligroso pues a parte de que se pueden manifestar fenómenos parapsicológicos, nuestro sistema nervioso es susceptible e impresionable y lo que comienza por juego puede terminar en obsesión malsana y dañina.

El amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús e impulsado por el Espíritu Santo derramado en nuestros corazones dispone, prepara y facilita a muchos creyentes a través de la escucha, la acogida y el acompañamiento para la curación de tantas heridas emocionales, sicológicas y morales de “aquellos que vienen de la gran tribulación”.El Espíritu del Señor que “lo conoce todo y lo penetra todo” libera en el corazón de los creyentes el amor, la paz, la felicidad ,la bondad convirtiéndolos en “samaritanos de los caminos difíciles de la humanidad fragmentada. Es así como también se recupera el sentido perdido de un ejercicio saludable del “sacramento de la Reconciliación” y de una dirección o compañía espiritual del sacerdote o del seglar comprometido. Ellos pueden ser también enriquecidos por las aportaciones de la sicología profunda y sicoterapia humanista bien discernidas.

Anuncios
Published in: on octubre 28, 2009 at 12:10 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://comunidadsantarita.wordpress.com/2009/10/28/renovacion-carismatica-catolica-4/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: