2º DOMINGO DE ADVIENTO

2º DOMINGO DE ADVIENTO

1ªLc.:Baruc.5,1-9:Dios mostrará su esplendor sobre ti

Sal.125,1-2ab.2cd-3.4.-5.6:El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.

2ª Filipenses,1,4-6.8-11:Manteneos limpios e irreprochables para el día de Cristo.

Evangelio: Lc.3,1-6:Todos verán la salvación de Dios.

Una figura señera en este tiempo de Adviento es Juan el Bautista. Su persona, su ascética vida y su vigorosa palabra denunciando los pecados de sus hermanos judíos y en especial del rey Herodes preludian la manifestación gloriosa del Hijo de Dios en la carne.

Juan predica un bautismo de conversión para el perdón de los pecados y clama: Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos, elévense los valles, desciendan los montes y colinas” .Juan como los grandes profetas convoca a la conversión y al arrepentimiento para el perdón de los pecados y el restablecimiento de la Alianza con Dios.

Se pone de relieve la incapacidad del hombre para ordenar su vida de acuerdo a lo que debiera ser, a lo que Dios quiere.¡Qué difícil es ir a contracorriente de lo que está de moda ,de lo que todos hacen ¡Algunos despiertos analistas de nuestros días al profundizar sobre la crisis económica que nos acompaña apuntan a una crisis de valores morales: vivir del débito, por encima de nuestras posibilidades, querer ser felices con lo útil e inmediato y orillar la solidaridad

Por eso Juan el Bautista apunta a la razón y al sentido de la conversión: TODOS VERÁN LA SALVACIÓN.

Y así da paso a la novedad que imprime la venida de Jesús. Con los profetas y Juan Bautista la Conversión es paso previo al perdón de lo pecados y restablecimiento de la alianza. Jesús también llama a la Conversión con nuevo matiz :”convertíos y creed en el evangelio .El reino de Dios está en medio de vosotros”.Es decir, acoged la Buena noticia, apropiaos de la gracia, Dios está con nosotros .Creer posee también un rica nota: es apropiarse del don que se nos ofrece y que nos llevará a ordenar la vida conforme al pensamiento de Dios.

Fijaos en la profecía de Baruc anunciando la venida del Mesías:

“Jerusalén, despójate de tu vestido de luto, viste las galas perpetuas de la

gloria de Dios, envuélvete en el manto de justicia”.

Dios ha mandado abajarse a los montes, ha allanado el suelo para que Israel

camine con seguridad, guiado por la gloria de Dios. El ha tomado la

iniciativa “porque guiará a Israel entre fiestas a la luz de su gloria, con

justicia y misericordia”

He aquí que “la justicia de Dios” es amor y misericordia.

Imaginaos las mejores tiendas de vestidos de Zaragoza de la calle Alfonso,,el Cortes Inglés o en  otras .He aquí que una señora ha descubierto un vestido que le “cae bien”.Sus ojos se embelesan pensando en lo elegante que se sentiría llevándolo puesto. Pero es de un precio elevadísimo y no puede permitirse ese lujo. Mientras observa ,un dependiente, quizá es el mismo dueño de la tienda, se da cuenta de aquella escena y se acerca a la señora para decirle:”Es suyo”. No- protesta la señora- no puedo pagar el elevado precio. Señora, es suyo-insiste el dueño-, le cae tan bien que me basta con su dicha y alegría. Esta es la gracia, el don y esta es la alegría de Dios: que Jerusalén el hombre, la mujer, el joven se “revista”,se envuelva en el manto de justicia de Dios que es gracia y misericordia


Ante la gratuidad, la gracia, la misericordia, la justicia de Dios no nos queda otro remedio que cantar :“Cuando el Señor cambio la surte de Sión nos parecía soñar, la boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares”…”El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres.

El apóstol Pablo ora con gran alegría por la acogida de la gracia del evangelio entre los filipenses y está convencido de que la comunidad de amor seguirá creciendo en el conocimiento cada vez más hondo de Jesucristo y en la expansión del evangelio.

Que este tiempo de adviento de esperanza nos unamos vigorosamente a la oración de la iglesia:” Señor todopoderoso ,rico en misericordia, no permitas que los afanes de este mundo nos impidan el encuentro con tu Hijo”

”Danos la sabiduría para sopesar los bines de la tierra amando intensamente los del cielo”.

Ya que nos sentimos desvalidos y “sin méritos propios” acude compasivo en nuestra ayuda”.

Published in: on diciembre 7, 2009 at 12:32 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://comunidadsantarita.wordpress.com/2009/12/07/2%c2%ba-domingo-de-adviento/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: